Ir a...+

Pikachu de Pokémon

Posted on abr 5, 2015 by in Broche | 4 comments

Broche de fieltro de Pikachu de Pokémon

Creo que el broche de fieltro que hoy os muestro no necesita mayor presentación. No es otro que Pikachu, una de las criaturas de Pokémon. Como tiene ciertos rasgos y reminiscencias conejiles, quizás pensó que pasarse por casa en estas fechas le iba a suponer un buen recaudo de huevos de Pascua que almacenar y coleccionar. ¿Quizás creyó que nos haría pensar que era una nueva versión más moderna y molona del Conejito de Pascua? ¡Pues no ha colado, amiguito! Por mucho que intentes hacer tu madriguera en esa cajita de cerámica peruana no lograrás engañarnos y mucho menos arrebatarnos nuestros deliciosos dulces y chocolates.

 

Broche de fieltro de Pikachu ("Pokémon")

 

Para quienes sean fanes o seguidores de esta serie de dibujos anime, espero haber hecho justicia a este simpático personaje con mi broche en fieltro, de 8 x 7 cm. He intentado ser lo más fiel posible y creo que no ha perdido su carita candorosa, con esos dos mofletes sonrojados que tanto le caracterizan. No obstante, os dejo a vosotros el juzgarme. ¡No seáis muy duros con esta pobre “costurera”!

 

  • Broche de fieltro de Pikachu de Pokémon

 

Para saber más sobre los materiales empleados, visitad esta página.

Entre puntada y puntada, he encontrado tiempo para degustar el dulce más típico de estos días de Semana Santa, las riquísimas torrijas. Para mí las mejores, sin lugar a dudas, son las que hace mi madre. No sé si será por la tradición familiar adquirida y transmitida a lo largo de muchos años o por el cariño con el que las prepara, pero me saben a gloria bendita. Aquí os adjunto una foto de una de las tantas que hizo y de las cuales ya no queda más que el recuerdo en nuestro paladar y un agradable toque aromático de canela en la cocina. ¡Mmmmm!

 

Torrija de mamá

 

Hay distintas variantes de torrijas, pero mis preferidas son las de leche y en pan especial de torrijas, en rebanadas estilo pan de molde, así salen más blanditas y jugosas. Por si alguien no sabe bien cómo hacerlas, os dejo la receta casera de mi familia, así si os animáis a prepararlas seguro que triunfáis.

INGREDIENTES

  • Una barra de pan del día anterior o una barra específica para torrijas (de venta en casi todas las pastelerías y supermercados)
  • 1 litro y medio de leche entera
  • 5 huevos medianos
  • 1 palo de canela en rama
  • la cáscara de medio limón
  • 300 g de azúcar blanca y 2 cucharadas generosas de canela molida
  • 1/2 litro de aceite de oliva virgen extra suave

PREPARACIÓN

  1. El primer paso es preparar los ingredientes con los que aromatizar la leche. Lavamos muy bien el limón y pelamos su piel de manera fina, sin mucho blanco que luego amarga el postre.
  2. Calentamos la leche a fuego medio casi hasta el punto de ebullición. Bajamos la temperatura y retiramos del fuego, añadimos una cucharada de azúcar, la piel del limón y la rama de canela. Dejamos todo en reposo durante 5 minutos, es decir, infusionando la leche. La leche debe estar tibia o fría cuando la empleemos para empapar las torrijas. Reservamos.
  3. Escogemos un recipiente cómodo para ir mojando el pan elegido para las torrijas, previamente rebanadas con un grosor de al menos 5 cm, y lo llenamos con la leche infusionada y fría que tenemos reservada.
  4. Batimos los huevos hasta que espumen un poco, para en él mojar las torrijas antes de freír.
  5. Ponemos una sartén con aceite de oliva virgen extra y calentamos a fuego medio.
  6. Mientras se calienta el aceite bañamos las rebanadas de pan en la leche infusionada. Le damos la vuelta para que se impregnen bien, pero que no chorreen, y la pasamos por el huevo batido que ya tenemos preparado. De ahí directamente a la sartén con aceite bien caliente.
  7. Freímos las torrijas por los dos lados hasta que estén doradas, nos ayudamos de un tenedor para ir dando la vuelta a la torrija. Retiramos a un plato con papel de cocina absorbente para retirar el exceso de aceite.
  8. Llenamos un recipiente con azúcar y canela en polvo (unas dos cucharaditas de canela en polvo por cada 100 g de azúcar) y mezclamos bien con un tenedor. Espolvoreamos esa mezcla sobre las torrijas, que se impregnen bien de azúcar y canela.
  9. Dejamos enfriar y degustamos a temperatura ambiente o frías.

¡Son simplemente deliciosas! Eso sí, recordad que suelen estar más ricas de un día para otro.

En estos días, tambien es muy típico la floración de los almendros. Es todo un espectáculo para los sentidos presenciar tan bello paisaje en lugares emblemáticos como el Valle del Jerte. Para quienes no puedan disfrutar de un plan tan bello e inolvidable, os adjunto unas fotos de los almendros en flor del pueblo de un amigo que ha tenido a bien pasarme tan maravillosas instantáneas para que pueda compartirlas con todos vosotros. ¡Muchas gracias Tera! 😉

 

  • Almendros en flor
  • Almendros en flor

Compártelo:
Share On Twitter
Share On Pinterest

4 Comentarios

  1. Hola. Ya veo que inviertes bien el tiempo. Intentare algún día hacer algo de lo que haces aunque no tengo tanta paciencia. Un beso

    • Tutti

      ¡Hola Elena! Paciencia tienes que tener, que la cocina también la requiere y viendo tu repostería se ve que le dedicas mucho tiempo a preparar postres y dulces que tienen una pinta estupenda. Por cierto, probé a hacer la tarta de ricotta y limón, pero con mascarpone, y está riquísima :)

      Si te animas a hacer alguno de los broches, avísame para que te pase los patrones, así ya tendrás medio trabajo hecho 😉

      Besos.

  2. ¡Pika pika!

    Hay que ver que golosona estás hecha :P, y como te gusta dar envidia con esas torrijillas :(

    La verdad es que han quedado muy bien las fotos ^^

    • Tutti

      ¡Gracias por las fotos! Quedaron muy bonitas porque el fotógrafo era muy bueno 😉

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *