Ir a...+

Ardilla

Posted on mar 20, 2015 by in Broche | 0 comments

Broche de fieltro de ardilla

Desde siempre, las ardillas me han parecido animalitos muy simpáticos y pizpiretos. Sólo hay que verlas rondar en los parques, dando esos graciosos saltitos para desplazarse en busca de comida. Aunque habitualmente es típico verlas degustar pipas, bellotas, castañas o nueces; no suelen hacer ascos a la comida humana. Quienes hayan visitado alguna vez el Parque de El Retiro habrán podido comprobar lo mañosas que llegan a ser buscando algo que comer en las mochilas de los turistas, con esas pequeñas manitas.

Creo que su aire de simpatía es gracias, en parte, a personajes animados como Chip y Chop, y Alvin y las ardillas. Desde pequeños hemos disfrutado de sus aventuras y de esas vocecitas tan graciosas y agudas que relacionamos con cualquier tipo de rodeor entrañable.

 

ardilla pipas

 

No obstante, tras leer “La trilogía animal” de la autora francesa Katherine Pancol, compuesto por los libros titulados: “Los ojos amarillos de los cocodrilos”, “El vals lento de las tortugas” y “Las ardillas de Central Park están tristes los lunes”; me he quedado con un poso de tristeza respecto a estos animalitos. En el tercer libro mencionado se comenta lo siguiente:

«¿Sabías que las ardillas mueren de la enfermedad de Alzheimer?», había murmurado un día Gary al oído de Charlotte, abordando con ganas uno de sus temas predilectos. «Se vuelven gagás y olvidan dónde han enterrado su provisión de avellanas para el invierno. Se dejan morir de hambre, tiritando al pie mismo del árbol donde está escondido su botín». «Ah…», había soltado Charlotte levantando sus gafas negras y dejando aparecer dos enormes ojos, desprovistos de la menor compasión por las ardillas seniles.

 

ardilla libro flores

 

En fin, de ser así, espero que los años anteriores a ese temible momento disfruten al máximo de su vida en la naturaleza, junto con sus compañeras, y logren hurtar muchos almuerzos a los turistas y meriendas a los niños tras su salida del colegio. Al menos que se den un buen festín a causa de nuestro despiste y su más que habilidad para encontrar y apropiarse de nuestra comida.

Por cierto, no sé si os habrá pasado a vosotros, pero yo al principio era muy reacia a los eBooks, me daba la sensación de que desnaturalizaba la cercanía y la sensación de palpar las páginas de papel del libro clásico, de toda la vida. Pero he de reconocer que desde que me lo regalaron estoy más que encantada con él, ¡es una de mis mejores posesiones! Es de lo más práctico: en un sólo libro, que apenas pesa nada y ocupa poquísimo espacio, puedes disponer de toda una biblioteca (¡puede llegar a almacenar más de 1000 títulos!). Además, pensando en el lado económico, sale mucho más rentable, ya que los libros digitales son bastante más baratos que los de papel. Y hasta aquí mi alegato y virtudes sobre esta maravilla de la tecnología, la cual os recomiendo.

El broche de fieltro que hoy os presento es el de una ardillita feliz con una corona de flores. Sus medidas son 8,5 x 7 cm.

Para saber más sobre los materiales empleados, visitad esta página.

 

  • Broche de fieltro de ardilla
Compártelo:
Share On Twitter
Share On Pinterest

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *